2016. Sanas resoluciones “Poquet a poquet”

metas-para-el-nuevo-ano

Para 2016, quizás te hayas planteado dedicarle más atención a tu salud y bienestar y, si es así, me alegro por ti. Sin embargo, en algunas ocasiones las prisas por estar sano y en forma ya, provocan más estrés que resultados positivos. Por esta razón, me gusta aplicar y practicar la expresión tan verdadera y sabia “poquet a poquet” famosa en nuestra comunidad.

Puede que hayas tomado decisiones como ir al gimnasio, salir a caminar una hora al día, comer sano, meditar, dejar de fumar, eliminar esos kilos de más etc. Y lo más seguro que no es el primer año que te haces a ti mismo estas promesas exigentes, que abandonas al cabo de unos pocos días. Y es normal.

En primer lugar, los expertos explican que para que un hábito saludable se afiance e integra a la rutina diaria, debe repetirse durante 21 días seguidos. Por experiencia, añadiré que estos 21 días se quedan cortos en muchas ocasiones. Personalmente, he comprobado que necesito entre 30 y 40 días para sostener una nueva buena costumbre en mi vida. Después de este intervalo de su aplicación constante, si realmente me aporta beneficios cuotidianos, puedo permitirme el lujo de dejarla de lado unos días (escapada de fin de semana, cambios de planes en mi agenda, ganas de cortar con la rutina, etc.).
Curiosamente, con la vuelta a la normalidad “me la pide el cuerpo” y me es fácil volver a ella enseguida.

En segundo lugar, querer cambiar todo de golpe en la primera semana lleva siempre al fracaso. Esta actitud provoca un estrés insostenible que lleva a la frustración y el desanimo de forma segura.

Ejemplo típico de dos resoluciones que suelen adoptarse conjuntamente y llevan al fracaso y abandono casi inmediato: Dieta restrictiva y ejercicio físico todos los días. Al tercer día la sensación de hambre empieza a ser real, las agujetas invaden nuestro cuerpo y ya dejamos el ejercicio este día. Y por si fuera poco no sentimos culpable por el incumplimiento de las buenas resoluciones.

Para no llegar a ello este año, se razonable: un cambio a la semana como máximo e incorpóralo cada 2 o 3 días. Y eso es válido para mejorar tu dieta. Podrías reducir la cantidad durante dos semanas y a continuación plantearte la incorporación de un alimento natural sustituyendo a uno procesado cada semana.

Haz tuyo el nuevo hábito sin prisa y sin exigencia. Y comprueba el bienestar que te brinda haberlo incluido en tu vida.

Un pensamiento en “2016. Sanas resoluciones “Poquet a poquet””

Los comentarios están cerrados.